• Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Noticiaspunto.com

Protocolo ante la partida de un ser querido en medio de la COVID-19


Debido a la pandemia que nos ataca, las funerarias han tomado drásticas medidas para preservar la salud de aquellos que han perdido un ser querido.

El periodo de velatorio y la cantidad de personas es tomado en cuenta en el nuevo protocolo de las funerarias.

“Honrar el deseo de ese ser querido fallecido es protegerse del contagio”, expresó Virginia Arredondo durante una entrevista que le realizamos acerca del protocolo que ha adoptado la Funeraria Blandino ante la pandemia de la COVID-19.


¿Cuáles son las medidas que han surgido como parte del protocolo para despedir un ser querido? Esta pandemia ha implicado medidas restrictivas en el protocolo de la industria a la que pertenecemos. Como funerarias somos el último eslabón de la cadena de salud pública del país, y responsables de ayudar a detener el contagio con nuestra buena práctica.


A estos fines se ha acortado el periodo de velatorio y la cantidad de personas que pueden estar al mismo tiempo juntas en la capilla; se han establecido horarios especiales y privados para aquellas familias que tienen miembros de su familia en edad de riesgo o con condiciones físicas de riesgo. Recomendamos cremaciones para aquellas familias que quieren optar por hacer una velación con las cenizas cuando haya pasado esta crisis que nos afecta a todos.


En los casos de fallecidos por coronavirus el protocolo es enterramiento inmediato y/o cremación. Para garantizar la seguridad de salubridad necesaria hemos puesto en marcha un protocolo adicional que incluye aparatos especiales para la limpieza de las infraestructuras, antes y después de cada velatorio, y todas las medidas esenciales para cuidar a las familias y a nuestro personal.


Las familias dominicanas que hemos atendido han sido muy comprensivas con estas medidas, muy solidarias con el bien común, eligiendo acogerse incluso al mínimo de tiempo posible o procediendo a enterrar o cremar de inmediato, al margen de la causa de muerte de su familiar, entendiendo que de esa forma colaboran con el objetivo común de todos para evitar propagación del contagio.


¿A las personas que les ha tocado perder un ser querido en esta época de pandemia qué les aconseja? A quien esté pasando por este momento, le aconsejo pensar siempre que el deseo de ese ser querido que ha fallecido sería que su familia esté protegida de cualquier enfermedad. Y que en ese sentido deben entender que aunque la frustración es válida no debe adueñarse de su corazón en este momento, pues están haciendo lo que su familiar hubiera querido que hicieran.


F/C