• Osmaldy Maldonado

Canadá sigue en busca del segundo sospechoso de ola de apuñalamientos


Foto Ilustrativa. Fuente: IStock.

La búsqueda del segundo sospechoso de los múltiples apuñalamientos mortales en una remota región indígena de Canada sigue este martes por tercer día sin que se conozcan los motivos de la matanza.

Centenares de policías siguen la pista del presunto responsable de las agresiones que también dejaron 10 muertos y 18 heridos, cuatro de los cuales están en estado crítico.

Estos ataques están entre los más sangrientos de los últimos años en un país poco acostumbrado a este tipo de masacres. Myles Sanderson, de 30 años, sigue libre y está armado, según la policía, que halló el lunes el cuerpo de su hermano, Damien Sanderson, de 31 años, cerca del lugar de las matanzas que habrían cometido juntos.

"No podemos decir con seguridad cómo murió Damien, pero podría haber sido asesinado por su hermano", explicó a la prensa la comisaria adjunta de la Gendarmería Real de Canadá, Rhonda Blackmore.


Myles Sanderson podría estar también herido. El hombre había sido condenado a unos cinco años de cárcel por robo y estaba siendo buscado desde mayo por haber incumplido las condiciones de su libertad condicional.

Los asesinatos se concentraron primero en una comunidad autóctona en James Smith Cree Nation, y luego en la ciudad vecina de Weldon, en la provincia rural y muy poblada de Saskatchewan, en el centro-oeste del país. Las autoridades creen que algunas de las víctimas estaban en la mira de los sospechosos y otras fueron atacadas de forma aleatoria. Pero la gran mayoría eran autóctonas. Desde entonces la comunidad de James Smith Cree Nation se declaró en Estado de emergencia.

Ya sufrieron suficiente" En las redes sociales, mucha gente de la comunidad Cree, una de las primeras naciones de Canadá, expresó su tristeza y desasosiego, pidiendo a Sanderson entregarse a las autoridades.

Bobby Cameron, el jefe de la Federación de Naciones Autóctonas Soberanas (FSIN), que representa a las comunidades de la provincia, imploró a "toda la población de la Saskatchewan compartir cualquier información pertinente".

"La incertidumbre sigue provocando estrés y un pánico inconmensurable en nuestras familias, amigos y vecinos. Ya han sufrido suficiente", agregó. La comunidad vivió anteriormente otros episodios de violencia. Hace prácticamente un año, un tiroteo dejó dos muertos.

En Canadá, los autóctonos representan alrededor de 5% de los 38 millones de habitantes y viven en comunidades muchas veces lastradas por la pobreza y el desempleo.


Según los datos oficiales, 50% de la población de la comunidad con una tasa de desempleo del 24% tiene menos de 24 años. Varios responsables señalaron también los problemas de drogas y alcohol así como las dificultades relacionadas con el trauma generacional causado por un siglo de abusos en los internados para autóctonos.

Darryl Burns, cuya hermana fue asesinada el domingo, explicó a medios locales que los dos sospechosos eran "productos de los internados" y "tenían mucha rabia".

"La batalla que libramos acá no es entre nosotros... La batalla que libramos acá es contra el alcoholismo y el consumo de drogas", agregó. En los últimos años, Canadá vivió una sucesión de eventos de una violencia rara para este país.

En abril de 2020, un hombre se hizo pasar por un policía y mató a 22 personas con un arma de fuego en Nueva Escocia. En enero de 2017, seis personas murieron y cinco fueron heridas en ataques contra una mezquita en Quebec.

 

Fuente: Listin Diario